¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 60 el Vie Sep 02, 2016 5:39 am.
Afiliados Hermanos 04/04

Directorio 07/10

Afiliados Elite 40/45


Créditos del Foro
» Skin obtenido de Captain Knows Best creado por Neeve, gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo.
» La historia del foro así como sus personajes canon son de autoría original de la fundadora Mia LeBlanc, con ayuda del Staff.
» Tablillas Originales del foro pertenece a Vladimir Drgotzky y son de uso exclusivo para este foro.
» Gráficos editados y Tablón de Anuncios son obra de Lyuva LeBlanc, uso exclusivo.
» Todo lo aquí señalado es para uso exclusivo de este foro, cualquier sustracción total o parcial sin el consentimiento de los administradores sera debidamente denunciado ante Foroactivo, con las consecuencias correspondientes.
»¡¡Se original y no robes el trabajo de los demás!!
» Se agradece de manera especial a: Mikae, Hardrock, Maika, Savage Theme (foro y tumblr), Serendipity y al foro de ayuda de Foroactivo por sus tutoriales y resolución de dudas.
» LIMPIEZA DE AFILIACIONES: 04/02
.

< Into the woods or into you? | Dalia Maz >

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

< Into the woods or into you? | Dalia Maz >

Mensaje por Hedvika Kelevra el Dom Ene 08, 2017 3:59 am

La rusa trata de ser lo más rápida y escurridiza posible para salir del bar sin ser detenida ni muy vista por la alfa de la lobita, no es que le tenga miedo pero es preferible prevenir que lamentar y acabar descuartizada y hecha barbacoa. El frío aire que viene desde el bosque la golpear apenas se acerca al acceso a este desde el hall, donde espera paciente a la lobita, arreglando su cabello, esa manía que tiene.

Mientras la loba sale ella se queda pensando en todo lo hablado minutos antes, la idea de dejar de alguna forma su aroma impregnado en la loba suena demasiado tentador y sabe que más temprano que tarde lo logrará. Una sonrisa boba se asoma por ese rostro pálido cuando recuerda el sonrojo que la pequeña le sacó pues si, lo logró. No sabe realmente todo lo que está provocando en ella, pasar límites y reglas de su padre y su clan, arriesgarse a una ataque de un alfa licántropo, pero todo parece poco a comparación de poder estar cerca, poder besarla de nuevo, abrazarla… como muere por abrazarla de verdad y sentir ese calor en su pecho Я схожу с ума* susurra para si misma, pensando en esas cosas que queda mirando hacia el bosque en espera de la morena, mordiendo su labio inferior de forma suave, sin usar sus colmillos.
< Bosque del LeBlanc, por la noche | Look at me >


* YA skhozhu s uma - Estoy perdiendo la razón (ruso)
Hedvika Kelevra
Híbridos 1

Volver arriba Ir abajo

Re: < Into the woods or into you? | Dalia Maz >

Mensaje por Dalia Maz el Dom Ene 08, 2017 6:29 am

Dalia pudo sentir a mirada de su hermana siguiéndola a medida que dejaba el bar del hotel, los ojos de ella se marcaron en su nuca al momento en que movió las dos grandes puertas de su lugar de trabajo y se aproximó a la salida. No dijo nada, era mejor así. Dentro de si esperaba que la loba no haya visto salir a Vika  y que piense que simplemente se le olvidó despedirse, luego pensaría en algo más sensato.

Dió pasos lentos y calmados, solo por si Danny estaba atenta a su manera de caminar, se preocupo de intentar no expresar con ninguna parte de su cuerpo que estaba desobedeciendo las ordenes de su alfa nuevamente, pero para Dalia no se estaba poniendo en peligro para nada, Vika no era de temer para ella y no porque esta no pudiera matarla, sino porque por la forma en que se trataban podía sentir aquel lazo especial que las unía; siguió el rastro del hilo que según ella juntaba a la rusa y apenas vio su silueta una sonrisa se soslayó lentamente en su rostro.
Creí que era yo la de aquella manía—Dijo y apuntó al labio que la vampira se mordía delicadamente— ¿No te pasas a cortar con tus colmillos?—preguntó lanzándole una pícara sonrisa; luego de eso afirmó su guitarra en su hombro asegurándose de que no fuera a caer y luego paso a rosar con su mano los dedos de Vika y avanzó hacia el bosqué, miró hacia atrás y dedicó una tierna y linda sonrisa a la híbrida—Ven...—le susurró.


< Bosque Leblanc, por la noche | See me >



Dalia R. Maz

I can do whatever I want, no judgement. I can drive, I can also choose my sexy outfit Hey.

Deberías temer:

Dalia Maz
Licantropos 1
Edad :
20

Volver arriba Ir abajo

Re: < Into the woods or into you? | Dalia Maz >

Mensaje por Hedvika Kelevra el Dom Ene 08, 2017 6:58 pm

Tan distraída en pensamientos esta la rusa que no nota que la loba está cerca sino hasta que escucha su voz y su dulce y suave aroma la golpea. Pues va a ser que no dice con una pequeña sonrisa dejando su labio enrojecido en santa paz. No, los puedo retraer, no siempre están fuera susurra sin darle una demostración práctica porque intuye lo que puede hacer la presencia de sus colmillos en los instintos de la loba. La mira casi babeando, es tan hermosa y tiene unas piernas de infarto, gracias al destino que hizo que usase falda hoy. Asiente y sigue a la chica terminando con la distancia entre ellas mientras caminan bosque adentro. Creo que es tonto preguntar pero... ¿jamás te da frío?

Espero que tu alfa no se haya dado cuenta, aún quiero vivir ciertas cosas dice sonriendo antes de dar un hondo respiro llenándose del aroma de la loba mezclado con el bosque. Retomando el tema… creo que tengo buenas ideas para saturar tu olfato con mi aroma y así me puedas visitar pero al mismo tiempo eso traerá problemas con tu alfa y quizás con eso de “explotar tus instintos”… ¿estas dispuesta a eso? pregunta antes de rosar con el dorso de su mano la ajena, sonriendo por el fuego que siente al hacerlo. Mira la guitarra y entrecierra sus ojos esmeralda que centellean con la sola cercanía de la morena. ¿Tendré el honor de poderte escuchar de forma exclusiva alguna vez? pregunta con esas ansias latentes de tener mas y mas de la loba para ella sola, un instinto de egoismo y posesividad innato en ella que siempre sale a flote cuando conoce a alguien que le interesa, pero no tan rápido como esta pasando con la loba.
< Bosque del LeBlanc, por la noche | Look at me >
Hedvika Kelevra
Híbridos 1

Volver arriba Ir abajo

Re: < Into the woods or into you? | Dalia Maz >

Mensaje por Dalia Maz el Dom Ene 08, 2017 10:52 pm

Oh, yo no puedo... mis caninos solo se hacen más largos, no pasan desapercibidos como los tuyos—Dice abriendo un poco su boca para que notará lo prominente de sus colmillos—Creo que no somos para mezclarnos con humanos—lanza una pequeña risita. A medida que avanzaban hacia la salida Dalia se dedica a mirar como los ojos de Vika resplandecen de maneras distintas a medida que la luz cambia...blanca, naranja, amarilla y luna, el último resplandor que se colaba entre las puertas que daban hacia el bosque. Embobada observó los ojos de esta, su tes pálida que parecía echa de perlas y por último esos labios rojos opacos que le daban un aspecto clásico e inigualable—Pues, mi piel siempre es bastante cálida... cuando nieva me pongo algún chaleco, pero casi nunca—dice lanzando un sonrisa—¿y tú? tu piel es como el invierno, ¿Necesitas abrigarte de él?—abrió las puertas e invito a la muchacha a pasar por el umbral.

Desde ese momento Dalia se sintió más tranquila, el aroma a los árboles, a la tierra húmeda e incluso el sonido que hacían los distintos animales, en especial aquellos más inteligentes que ya habían sentido su presencia y comenzaban a correr, los desconfiados. Miró a su lado a penas Vika la desconcentró con su voz—Aquí estaremos bien—dijo y miro hacia atrás por un segundo, esperando que ninguno de sus hermanos la siguiera. En otras circuntancias, en algunas más antiguas sus hermanos habrían enviado a alguien a vigilarla, pero ya no había nadie que cumpliera con ese trabajo. Solo eran ellos tres.

Al parecer es una de mis ideas que más te ha agradado—comentó mirandola directamente a los ojos. Sus manos se rosarón y apenas la mano de la vampira intento escapar Dalia lentamente acercó sus dedos esperando que la vampira le tomara—Si me preguntas si me da algo de temor... sí—Elevó una de sus manos y acarició por un segundo la mejilla helada de la rusa—Pero aún así quiero intentarlo, creo que es único y no quiero ser una idiota que deja ir algo así solo por miedo—sonrió a Vika y sigue la mirada de sus ojos observando su guitarra con un segundo y luego devolviendo una pequeña risa hacia ella—Claro que si, tengo algo que enseñarte de hecho... sentémonos por ahí. Aunque las sesiones privadas son algo caras—dijo mientras avanzaba por el bosque a la búsqueda de algún buen lugar para sentarse.

Entonces ve un pequeño rayo de luz de luna caer al suelo del bosque, indica a Vika el lugar con la punta de su dedo y se encamina a este sentándose bajo un árbol, a espera de la que la vampira se siente apoya la guitarra en sus piernas y saca la funda de esta delicadamente dejándola a un lado—¿Hay alguna canción que te gustaría oír?—preguntó tocando lentamente la guitarra, verificando si esta estaba afinada.

< Bosque Leblanc, por la noche | See me >



Dalia R. Maz

I can do whatever I want, no judgement. I can drive, I can also choose my sexy outfit Hey.

Deberías temer:

Dalia Maz
Licantropos 1
Edad :
20

Volver arriba Ir abajo

Re: < Into the woods or into you? | Dalia Maz >

Mensaje por Hedvika Kelevra el Lun Ene 09, 2017 9:20 am

La rusa mira con gracia la boca de la loba y asiente. Ya veo, creo que no pasan desapercibidos esos caninos, pero… te quedan bien dice ella con una sonrisa sincera, de verdad muere por ver su forma lobuna que seguro es igual de hermosa que al actual. Su mirada se cruza con la de la loba y ese solo detalle hace que sonría pues le entra un calorcito muy placentero en el estómago. ¿Alguna vez has ido a Alaska? Creo que ahí si necesitarías abrigo dice con gracia De hecho mi piel no es tan fría como la de mi padre y demás vampiros, supongo que mi parte materna me da cierto calor corporal, el poder sonrojarme y poder comer algo más que sangre, pero… muchas veces si paso frío dice ella con una sonrisa curiosa, pensando en qué se sentiría recibir el calor del cuerpo de la loba.

Asiente sin dudarlo cuando la morena le asegura que estarán bien, al fin y al cabo ella es al que conoce más a su propia manada, a sus hermanos. Vika ríe de forma muy baja en tono, no puede negar que eso de dejar cierta marca en la loba, cierto grado de “territoriedad” sobre la morena, le causa placer de solo pensarlo. Sin voltear abajo, con solo sentir el calor de la loba seguir cerca de su mano con el ligero roce que ella provocó nota las intenciones de la morena y no duda en atreverse y entrelaza sus dedos pálidos con los de la lobita. No conforme con eso, la caricia de Dalia acaba por dejar en un estado de idiotez evidente a la rusa, con la sonrisa que denota justo eso, idiotez admirando esos ojos chocolate. La rusa siente que en el fondo, por la forma en la que habla la morena, que esto puede significar algo más fuerte y aunque la idea le aterra las palabras de la loba la hacen sentir especial, tanto como para dejas esos miedos de lado por un momento. En ese caso creo que podríamos empezar por pasar más tiempo juntas y quizás llevar algo de la otra encima, a mí nadie me recriminaría eso pero a ti…

¿Acaso me veo como una mujer a la que algo tan banal como el dinero le importe? Puedo pagar una sesión privada sin problema, la artista lo vale, demasiado le dice a la loba con una sonrisa coqueta y arrogante, una mezcla patentada en ella. Sigue las instrucciones de la morena y aunque no le agrada el soltar sus dedos de los ajenos lo hace, sentándose como indio. La expectativa en los ojos esmeralda es grande al igual que la emoción Me gustaría escuchar lo que más te apetezca cantar ahora mismo, sea lo que sea Recarga sus codos en las rodillas y sobre sus manos sus mejillas, con toda su atención sobre la menuda lobita que la tiene volando.
< Bosque del LeBlanc, por la noche | Look at me >
Hedvika Kelevra
Híbridos 1

Volver arriba Ir abajo

Re: < Into the woods or into you? | Dalia Maz >

Mensaje por Dalia Maz el Mar Ene 10, 2017 2:35 am

Dalia sonríe al escuchar aquel comentario de la vampira—Rawr—exclama jugando con la idea de sus caninos con la intensión de hacer sonreír a la vampira. Ya más relajada arregla un poco su cabello dejándolo u poco despeinado. Miro su atuendo y su falda de lado a lado—¿Te parece que estoy desabrigada por eso lo dices?—comenta mirando la chaqueta de Vika—seguramente en Alaska esa chaquetita de cuero no te serviría de mucho ¿no?—río un poco—La verdad no sé como me afecte esa clase de frío, supongo que tendría que estar ahí para saberlo, pero aún así confio en mi fuego interno—guiño un ojo a Vika. Por su mente paso la idea de que quizas la piel de ella podría ser casi como Alaska, o quizás no, pero sería una buena escusa para acercarse un poco más a los ojos esmeralda de esta—Claro, ahora puedo decir que si ya que logré hacerte sacar un sonrojo—lanzó una risita para celebrar su victoria.

Al momento en que los dedos de la vampira se entrelazarón con los de ella sintió su corazón casi salirse de su pecho, apretó los frios dedos de ella y disminuyó la distancia de su caminar. Quizás las palabras que había expresado habían sido un poco profundas, pero ella solía ser así—¿muy profunda no? no te asustes yo soy así de rara—sonrío a la vampira y asistío ante sus ideas. Eso de llevar algo de la otra le parecío que indicaba complicidad entre ambas, cosa que le gusto de sobre manera—Tengo muchos collares con forma de sol... quizás uno de esos—observó a la híbrida y pensó un poco al darse cuenta que quizás Danny podría oler el aroma de la híbrida en lo que sea que esta le de—Fingiré demencia—dijo.

Abandonar los dedos helados de Vika le produjo un pequeño dolor, emitió un ligero quejido antes de sentarse y lyego se sonrojo, solían decirle que cantaba bonito pero escuchar un halago por parte de la vampira se sintió tan encantador que se sonrojo al momento mientras se acomodaba en el pasto—¿Y de verdad pensaste que te cobraría algo tan banal como el dinero?—sonrío lentamente y toco algunos acordes al azar . Observó por unos segundos a Vika siendo alumbrada por la delicada luz de la luna y quedó congelada ante aquello sin poder reaccionar por unos segundos; movío su cabeza por unos segundos para poder concentrarse nuevamente—Bien, entonces eligiré yo—sonrío y comenzó a entonar distintos acordes—I'm so into you, I can barely breathe...—se preocupó de ver directamente a los ojos a la vampira mientras entonaba aquellas partes de la canción.
canción:

Estoy tan colada por ti, casi no puedo respirar (into you)
y todo lo que quiero hacer es enamorarme del todo.
Pero "casi" no es suficiente,
hasta que cruzamos la línea,
así que nombra un juego al que jugar,
y yo haré rodar el dado.

Oh, cielo, mira lo que empezaste,
la temperatura está subiendo aquí,
¿va a ocurrir?
He estado esperando y esperando a que dieras el paso,
antes de que yo diera el paso.

Así que, cariño, ven y enciéndeme y tal vez te deje participar.
Un poco peligroso, pero cielo, así es como me gusta.
Un poco menos de conversación,
y un poco más de acariciar mi cuerpo.
Porque estoy tan colada por ti, por ti, por ti.
Tenemos a todos mirando, así que cielo,
mantengámoslo en secreto.
Un poco escandaloso, pero cariño, no dejemos que lo vean.
Un poco menos de conversación,
y un poco más de acariciar mi cuerpo.
Porque estoy tan colada por ti, por ti, por ti.

Esto podría llevarnos un poco de tiempo
cometí demasiados errores,
así que mejor que lo hagamos bien, bien, cielo.

Oh, cielo, mira lo que empezaste,
la temperatura está subiendo aquí,
¿va a ocurrir?
He estado esperando y esperando a que dieras el paso,
antes de que yo diera el paso.

Así que, cariño, ven y enciéndeme y tal vez te deje participar.
Un poco peligroso, pero cielo, así es como me gusta.
Un poco menos de conversación,
y un poco más de acariciar mi cuerpo.
Porque estoy tan colada por ti, por ti, por ti.
Tenemos a todos mirando, así que cielo,
mantengámoslo en secreto.
Un poco escandaloso, pero cariño, no dejemos que lo vean.
Un poco menos de conversación,
y un poco más de acariciar mi cuerpo.
Porque estoy tan colada por ti, por ti, por ti.

Dime a qué viniste aquí,
porque no puedo, no puedo esperar más.
Estoy al borde y sin control,
y necesito, necesito que sepas,
que sepas

Así que, cariño, ven y enciéndeme y tal vez te deje participar.
Un poco peligroso, pero cielo, así es como me gusta.
Un poco menos de conversación,
y un poco más de acariciar mi cuerpo.
Porque estoy tan colada por ti, por ti, por ti.
Tenemos a todos mirando, así que cielo,
mantengámoslo en secreto.
Un poco escandaloso, pero cariño, no dejemos que lo vean.
Un poco menos de conversación,
y un poco más de acariciar mi cuerpo.
Porque estoy tan colada por ti, por ti, por ti.
Tenemos a todos mirando, así que cielo,
mantengámoslo en secreto.
Un poco escandaloso, pero cariño, no dejemos que lo vean.
Un poco menos de conversación,
y un poco más de acariciar mi cuerpo.
Porque estoy tan colada por ti, por ti, por ti.

Así que ven y enciéndeme,
así que ven y enciéndeme, cariño.
Un poco peligroso.
Un poco peligroso, cariño.
Un poco menos de conversación,
y un poco más de acariciar mi cuerpo.
Porque estoy tan colada por ti, por ti, por ti.
.



< Bosque Leblanc, por la noche | See me >



Dalia R. Maz

I can do whatever I want, no judgement. I can drive, I can also choose my sexy outfit Hey.

Deberías temer:

Dalia Maz
Licantropos 1
Edad :
20

Volver arriba Ir abajo

Re: < Into the woods or into you? | Dalia Maz >

Mensaje por Hedvika Kelevra el Mar Ene 10, 2017 6:47 am


La rusa no sabe si la gran carcajada que le acaba de causar la morena es tan ruidosa como parece pero por un Segundo deja de lado esa máscara de frialdad y perfección y se permite reír como boba y al mismo tiempo morir de amor por lo tierna que para ella se ve la lobita haciendo ese rugido. Sin poderlo hacer de forma sutil voltea a ver las piernas bronceadas de la loba y se muerde la lengua por todas esas imágenes que se le dibujan en su pecaminosa mente. No precisamente por eso, es solo que no se hasta qué limite tu calor puede superar el ambiente. Por cierto… lindas piernas lobita dice nada cortada ni penosa. Tal vez algún día podría llevarte a Alaska para probar tu fuego interno Para la rusa hacer viajes de ese tipo no conlleva un sacrificio financiero. Vika rueda los ojos pero no lo hace con una mala actitud, al contrario, le hace gracia eso del sonrojo Disfruta el logro garritas… no sucede muy seguido.

Alcanza a escuchar un poco sus latidos y al notar su taquicardia un enorme orgullo y emoción la invaden, poder lograr eso con un roce de dedos es maravilloso. Niega de inmediato y sonríe al darse cuenta de que quizás se le quedo una cara de tonta con lo que escuchó. Las cosas ordinarias son aburridas y sin valor, prefiero lo diferente, lo raro dice mirando de forma muy intensa a la loba, con sus orbes esmeralda con las pupilas ligeramente dilatadas. Es algo irónico que yo tengo un choker de luna… ¿sabes aquella historia del sol y la luna no? Todo entre ellas parece irse acomodando de una forma inimaginable, el destino y la casualidad mezclándose en una extraña historia.

El color carmesí que adquieren las mejillas de la loba es un detalle que la hace sonreír orgullosa de lograrlo ¿Entonces con qué te piensas cobrar? pregunta con una sonrisa que destila sensualidad y tentación. La mira en completo silencio y en cuanto esa linda voz comienza a soltar esas notas tan bellas, acompañadas por los acordes de esos dedos talentosos se pierde, deja que su mente quede en blanco para luego ser solo llenada con la voz de la loba y con esa bella y angelical imagen de ella con su guitarra, y sus ojos… esos ojos chocolate en los que se hunde sin perder detalle de la letra y sonreír de forma ladina pues en su mente esa canción es para ella y la situación actual, y espera no equivocarse. Una vez acabada la pieza la rusa aplaude y le sonríe. En definitiva quiero sesiones privadas diario ¿qué tendría que hacer para obtenerlas? dice divertida antes de acercarse más a la loba, sentándose a su lado derecho para no estorbarle para tocar la guitarra Esa canción… ¿es por algo en especial o fue al azar?
< Bosque del LeBlanc, por la noche | Look at me >
Hedvika Kelevra
Híbridos 1

Volver arriba Ir abajo

Re: < Into the woods or into you? | Dalia Maz >

Mensaje por Dalia Maz el Mar Ene 10, 2017 8:54 pm

La profunda carcajada que emite Vika hace que la Loba sonría tiernamente y emita pequeños sonidos parecidos a los de una risa; se sintió feliz apenas escuchó aquella carcajada, por lo que se quedó mirando a la vampira con una sonrisa marcada en la boca mientras disfrutaba de una sensación de paz que la cubría lentamente—Nunca la he puesto demasiado a prueba la verdad—se sonroja un poco ante el comentario de Vika, mira el color tostado de sus piernas y emite una sonrisa. Nada mejor que sentirse bonita, más si esas palabras provenían de la boca de la bella Hedvika—Pues si esos ojos y boca lo dicen debe ser verdad—guiña a la vampira coquetamente, sin antes mostrarse un poco avergonzada por las palabras de esta—¿Hablas en serio? con lo de Alaska, porque de ser así tendrías que esperar a que la guitarra pague el viaje—dijo riendo un poco y haciendo un gesto con la cabeza para indicar su instrumento—Aunque para probar el fuego interno de un licántropo no necesariamente se necesita frío—susurró, y luego abrió los ojos impresionándose de sus propias palabras, eran un poco más provocativas de lo que ella alguna vez había enunciado.

Casualmente, soy una mujer que se transforma en lobo ¿Qué hay más raro que eso?—comenta mirándola y lanzando una risotada apenas terminó aquella frase. Se la queda mirando atontada por unos segundos, y apenas esta dice lo del collar abre un espacio entre lo cabellos de Vika para ver su cuello—Tienes un lindo cuello.. sé que suena algo que dirías tú, pero uno de mis collares te quedaría increíble—sonríe—sabes es una coincidencia curiosa—dice y por dentro se alegra de aquello, una coincidencia tonta que la hacia creer aún más en que debía seguir con aquella locura—Conozco la versión pagana...pero cuéntame la tuya—.

Mira hacia un lado haciéndose un poco la tonta ante aquella pregunta, se muerde el labio mirando a la vampira teniendo ya la guitarra en sus brazos—¿La verdad? no se me ocurre nada—dije poniendo sus manos en su rostro—Sé que debería aprovecharme, pero no se me ocurre nada,"catastrophe"*—exclamó imitando la forma de decirlo de la película de un libro muy antigua que había leído en su infancia. Río y luego simplemente se concentró en emitir las notas con la guitarra, algo raspadas y hasta en mute, todo para dar ritmo a la canción y que la melodía se combinara con su tono de voz agudo. Las palabras se derretían en su boca como chocolate fundido, sus ojos se cerraban de vez en cuando, y distintos gestos dominaban su cara mientras cantaba. Apenas terminó la canción observó a Vika y notó que sus ojos estaban clavados en los de ellas, un fervor a mente se le incrusto en el iris y Dalia solo reaccionó a morder su labio nuevamente—No lo sé—dijo riendo—¿Tienes algo para ofrecer?—preguntó coquetamente mientras seguía con la mirada a Vika y se acomodó para no molestarla con su guitarra, la miró por unos momentos y se congeló frente a la mirada de ella, sus orbes esmeralda penetraron como balas su cuerpo y poco a poco sintió su estómago deshacerse en sus manos, subir a su garganta y mirándola fijamente susurró—no suelo hacer las cosas por azar— sus labios se entre abrieron un poco luego de eso, y quedaron en aquello posición. En su mente solo esperaba una respuesta de ella, le era difícil tomar la iniciativa, y solo esperaba aquel segundo culmine en que la híbrida se acercara nuevamente a su cuerpo.

< Bosque Leblanc, por la noche | See me >



Dalia R. Maz

I can do whatever I want, no judgement. I can drive, I can also choose my sexy outfit Hey.

Deberías temer:

Dalia Maz
Licantropos 1
Edad :
20

Volver arriba Ir abajo

Re: < Into the woods or into you? | Dalia Maz >

Mensaje por Hedvika Kelevra el Miér Ene 11, 2017 8:15 am


Sus carcajadas siempre la han cohibido un poco, pues ella tiene catalogada esa risa que pocas veces sale de ella como la de una foca bebe con retraso mental. Pero el hecho de que la loba la mire con ese semblante enternecido la hace replantearse esa definición, quizás a la morena le gustan sus carcajadas. ¿Eso quiere decir que me tomas como una buena jueza de belleza por ser hermosa? Me gusta tu forma de pensar garritas y así es Vika, tomando con egocentrismo el comentario. Los ojos esmeralda de la rusa expresan su opinión rodando de forma muy evidente ante la mención del asunto monetario ¿Para qué esperar a que la guitarra siga haciendo su magia, la cual por cierto es magnífica? La princesa bastarda de papá se puede encargar recordarse a si misma su origen a veces la entristece pero por otro lado la hace sentirse orgullosa de todo lo que ha logrado siendo híbrida. ¡Lobita! Eso a mi me suena a provocación y dejame decirte que soy muy fácil de provocar en ciertas situaciones y probar de qué otra forma puedo probar tu fuego interno es una de ellas.

¿Una mitad vampiresa mitad hechicera que maneja la electricidad? ¡Te gano! dice ella con una sonrisa de oreja a oreja, llena de arrogancia. El roce del tacto caliente de la loba sobre su cabello, casi rosando la sensible piel de su cuello, le causa excitación y traga fuerte sin dejar de mirarla Claro, como soy vampiresa me gusta morder cuellos… ¿sabes? No es mi lugar favorito para morder por placer le guiña la rusa que pocas veces tiene filtro y ahora para nada está presente.  No sé si es la versión pagana, pero es la que yo leí hace muchos ayeres y se me quedo grabada, te la contaré en un rato.

En realidad Vika si que esperaba que la loba se aprovecharía en el cobro pero le causa una sonrisa que rosa la ternura su contestación. Tranquila, seré piadosa y dejaré que lo pienses y me cobres después le dice con un guiño. Escucharla cantar quizás fue un gran error, pues ahora no quiere que nadie más lo haga, quiere que ese privilegio sea solo suyo pero sabe que no puede pedirle eso, se nota que la música es algo especial para ella y no podría jamás condicionárselo incluso si la loba la deja. Tengo muchas cosas materiales que ofrecer pero creo que preferirías algo de mi persona, algo más valioso, así que puedes pedir lo que quieras… casi todo lo que se te ocurra dice mientras arquea una de sus oscuras cejas y lame su labio superior de forma sutil.

Estando más cerca la tentación de los labios ajenos es mayor y sentir su aliento más cerca solo la termina de animar a hacerlo, a sucumbir a tan placentera tentación. Deja una mano sobre el césped, peligrosamente cerca del trasero de la loba, buscando más cercanía, mientras su otra mano viaja hacia el cabello castaño de la morena, recorriendo desde la raíz hasta la parte donde toca su mejilla, donde se queda, regalando suaves caricias antes de acercarse a su rostro. El contacto de sus labios con los de la morena causa esa fiesta extraña en su interior y cuando empieza a besarla en forma esta solo explota. El sabor de esos labios cálidos no se compara con nada y al natural, con un dejo del daiquiri, es sublime. Pasan varios minutos antes de que se separe y la mire a los ojos, con una sonrisa radiante Creo que llegó la hora de escuchar la historia ¿quieres?. De lo contrario no pararé de besarte piensa mirando esos ojos achocolatados tan preciosos. Da un respiro y se acomoda de forma que su espalda queda pegada al tronco del árbol que tiene detrás y deja espacio entre sus piernas y brazos para que el pequeño cuerpo de la loba encaje en el suyo, invitándola con una mirada y una sonrisa.
< Bosque del LeBlanc, por la noche | Look at me >
Hedvika Kelevra
Híbridos 1

Volver arriba Ir abajo

Re: < Into the woods or into you? | Dalia Maz >

Mensaje por Dalia Maz el Miér Ene 11, 2017 9:09 am

Movío la cabeza de lado a lado por unos segundos, de verdad era curiosamente comico el ego que tenía la híbrida, tanto así que incluso le daba algo de gracia a Dalia—Te gusta solo porque dije que eras guapa ¿no colmillos?—elevó los hombros alegremente, la verdad le había gustado aquel apodo de garritas sonaba bastante tierno para referirse a aquellas garras que podrían descuartizar la piel de cualquier animal, eso le quitaba algo de ferocidad pero le simpatizaba. Rodó los ojos ella cambien al momento de escuchar "princesa bastarda"—No tienes que referirte así a ti misma—dijo poniendo su semblante un poco más serio—Eres muy bella, y interesante, no desciendes de cualquier mujer, le quitas méritos a tu madre y a ti llamandote así—gruñó un poco y luego relajo la mirada, esperando que Vika no se tomará a mal lo que acababa de decirle y es que no le gustaba esa forma despectiva en la que se refería a sí misma, Dalia la consideraba maravillosa y por sus instintos no dejaría que nadie le hiciera daño, ni siquiera ella a si misma. Suspiró y luego la miró—Pero si me gustaría ir... contigo—susurró.

Su vista nuevamente se fue hacia la vampira, en especial cuando da a conocer ese dato desconocido para ella—a ver, a ver, momento ¿Acaso eres hija de storm?—dice entre broma y sorpresa—¿Puedes hacer de mi guitarra una eléctrica?—río y luego la miró curiosa—Eso de la electricidad es nuevo para mí ¿Qué otras sorpresas tienes guardadas?—preguntó y por unos segundo se desconcentró mirando la vegetación del lugar, escuchando a los animales ya más tranquilos con su presencia y mirando los destellos de la luz madre en el aire, hasta que la vampira encontró la manera de sacarla de aquella pequeña burbuja y provocar un sonrojo abismal; un par de ideas un poco vulgares pasaron por la mente de Dalia, quien solo río nerviosa y evitó por unos segundo la mirada de ello, luego solo río—desvergonzada—dijo jugando—Seguramente tú esperas que me aproveche de ti con los cobros ¿no? por eso el tiempo—levantó las cejas en señal de haber descubierto el plan de la vampira, pero luego dedicó una tierna sonrisa, de esas que solo salían para alguien tan especial como Hedvika.

Apenas sus gestos se relajaron vio el cuerpo de la vampira acercarse, su estómago se redujo en sus manos y comenzó a sentir pequeños tirones de vértigo, la extremidad de la vampira posada tan cerca de sus posaderas la hizo que la temperatura interna de la loba subiera, y aumentaba a cada momento, en especial cuando la híbrida desplazaba sus manos por sus cabellos hasta posarse en su mejilla; Dalia no sabía que podía ser más excitante que aquello, más que tener esa boca sobre sus labios y ver esos ojos cerrarse a la par de los suyos, coordinar lentamente sus movimientos y entregarse a las sensaciones y tirritones que provocaba la vampira en ella.  Dejó la guitarra lentamente afirmada en el árbol y posó una de sus manos sobre la mejilla de la rusa acercándola más a ella y a su vez su cuerpo se encorvaba hacia la vampira. Vika se alejó a los minutos y a Dalia le costó dejarla ir, se mordió el labio y la quedó observando "Malvada"" pensó porque a ella le hubiera gustado seguir besándola. Respiró buscando calmar su respiración y luego asistió sin decir nada a las ideas Vika; se aseguró de que su guitarra este bien afirmada y se acomodo entre las piernas de la vampira cargando su cuerpo en el torso de ella.


< Bosque Leblanc, por la noche | See me >



Dalia R. Maz

I can do whatever I want, no judgement. I can drive, I can also choose my sexy outfit Hey.

Deberías temer:

Dalia Maz
Licantropos 1
Edad :
20

Volver arriba Ir abajo

Re: < Into the woods or into you? | Dalia Maz >

Mensaje por Hedvika Kelevra el Miér Ene 11, 2017 9:42 am

La rusa entrecierra sus orbes esmeralda con la mención de un apodo de vuelta, uno que le gusta al no ser dicho con agresividad. No lo niego. De las mil formas de reaccionar a la proposición jamás espero encontrarse con una como la que la loba le da, que la hace quedarse callada unos segundos, dejando que la morena explique su punto, y a pesar de notarla molesta la rusa sonríe y baja la mirada con algo que pocas veces siente, ganas de llorar, al recordar a su madre y lo poco que sabe de ella, lo mucho que añora el haber podido conocerla de verdad Es la costumbre susurra de forma ronca, escondiendo con una sonrisa triste lo que pasa por su mente, no quiere que la loba la vea con lástima, por ser una huérfana que jamás conoció a su madre realmente. Entonces cuando quieras podemos partir, la princesa paga dice de vuelta, dejando el otro mote atrás.

Vika puede jactarse de ser una vampiresa modernizada, no le gusta quedarse atrás en ningún ámbito, por lo que la referencia de la heroína la entiende al momento. Más bien vendría siendo sobrina lejana de Raiden, y no, creo que si lo intentase tu pobre instrumento acabaría explotando en el mejor de los casos. No tengo aún buen control de eso, estoy aprendiendo por mí misma y eso es lento explica de forma resumida la situación. Como tal, son sorpresas que deberás ir descubriendo tu misma Dalia menciona con misticismo en la mirada y el tono ronco de voz, seductora y provocativa. Vika ríe al saberse descubierta y alza sus hombros con indiferencia a las acusaciones, ¿para qué negar que le encantaría aprovecharse y mostrarle dónde realmente le gusta morder?.

Las reacciones no verbales de la morena no pasan en vano para la rusa, ella nota esos pequeños cambios de ritmo cardíaco y de su respiración, el suave cambio de sus pupilas. Su forma de besar es una mezcla perfecta entre dulzura y pasión que invita a la ojiverde a continuar pero sabe que la loba merece su tiempo y ser cortejada lento. La sonrisa posterior al beso se ensancha al escuchar su queja mental pero no hace comentario alguno, solo recibe el pequeño cuerpo entre el suyo y busca las manos ajenas, entrelazando los dedos, regresando a sentir esa revolución en su piel. Centra su mirada en el cielo, recargando su barbilla sutilmente en la sien derecha de la loba permitiendo que ella mire a la misma dirección, ese cielo estrellado con la tenue luz de una luna menguante. Al inicio de la creación de todo, cuando el Sol y la Luna se encontraron por primera vez, se enamoraron perdidamente y desde ahí comenzaron a vivir un gran amor. El mundo aun no existía y el día que Dios decidió crearlo, les dio un toque final… la luz. Dios decidió que el Sol iluminaría el día y que la Luna iluminaría la noche, y por ese motivo estarían obligados a vivir separados. Ambos fueron invadidos por una gran tristeza y cuando se dieron cuenta que nunca más se encontrarían la Luna fue quedándose cada vez más triste, a pesar del brillo dado por Dios, ella se sentía sola. El Sol a su vez, había ganado un título de nobleza, “Astro Rey”, pero eso tampoco le hizo feliz. Dios viendo esto los llamó y les explicó: “Tú, Luna, iluminarás las noches frías y calientes, encantarás a los enamorados y serás frecuentemente protagonista de hermosas poesías. En cuanto a ti Sol, mantendrás ese título porque serás el más importante de los astros, iluminarás la Tierra durante el día, darás calor al ser humano y solo eso hará a las personas más felices.” La Luna se puso más triste con ese cruel destino y lloró amargamente. El Sol al verla tan triste decidió que no podría ser débil, ya que debía darle fuerzas y ayudarla a aceptar lo que Dios había decidido, por mucho que esto les doliera. Aun así, él estaba tan preocupado que decidió pedirle algo a Dios. La Luna era más frágil que él, no soportaría la soledad. Entonces Dios creó las estrellas para hacerle compañía a la bella Luna dice la rusa al tiempo que señala las pequeñas estrellas que ahora mismo adornan el cielo, visibles entre las copas de los árboles que las rodean, sin soltar la mano de la morena. La Luna triste recurría a las estrellas que hacían de todo para consolarla, pero casi nunca lo conseguían. Ambos se resignaron a vivir así… separados, el Sol fingiendo ser feliz, y la Luna no consiguiendo disimular su tristeza. El Sol ardiendo de pasión por ella y ella viviendo en las tinieblas de su pena La rusa mira los ojos de la loba unos segundos, entendiendo ahora aquella historia de una forma diferente. Regresa su mirada al cielo para continuar la historia La orden de Dios era que la Luna debería de ser siempre llena y luminosa, pero no lo logró porque es mujer y una mujer tiene fases. Cuando era feliz consigue ser llena, pero cuando era infeliz se volvía menguante, sin brillo Acaricia de forma disimulada las manos de la loba, contagiándose de ese agradable calor que emanan. Luna y Sol siguieron su camino. Él solitario pero fuerte y ella, acompañada de las estrellas, pero débil. Los hombres intentaron constantemente conquistarla, como si eso fuese posible, pero nadie jamás consiguió traerla hasta la tierra. Fue entonces que Dios decidió que ningún amor en este mundo fuese realmente imposible, ni siquiera el de la Luna y el Sol… fue en ese instante cuando Él creo el Eclipse. Hoy Sol y Luna viven esperando ese instante, esos momentos que les fueron concedidos y que tanto cuestan que sucedan, para amarse y darse fuerza hasta el siguiente encuentro. Termina su relato con una sonrisa apenas reconocible, ensimismada en la imagen de la luna y la sensación cálida y suave de las manos de Dalia con las suyas.
< Bosque del LeBlanc, por la noche | Look at me >
Hedvika Kelevra
Híbridos 1

Volver arriba Ir abajo

Re: < Into the woods or into you? | Dalia Maz >

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.